sábado, 22 de octubre de 2011

MINUTO 57

Tras una semana de avance nulo, por culpa, entre otras cosas, de las dichosas reuniones-muermo (claustro, sesiones de evaluación inicial), cuya única utilidad es fomentar la idiocia y cortarnos el rollo a los que nos gusta crear, por fin he conseguido concluir el capítulo del alfabeto griego, en el que termino tratando la extensión del alfabeto milesio a todo el mundo griego y, por tanto, a la Grecia moderna:


 Así como su continuación en el alfabeto cirílico:


Dieciocho minutos, el capítulo más largo, desde el 39 hasta el 57, donde comienza el último, Caracteres universales, centrado en el alfabeto latino:


Casi una hora y aún no he abordado algunas de las cuestiones más importantes: ¿por qué usamos QU en vez de K?, ¿por qué la Z latina ocupa el último lugar y la griega el sexto?, ¿por qué la Γ griega es la tercera letra y la G romana la séptima?, ¿por qué no encontramos la C o la F en el alfabeto griego?, ¿por qué Χ es [kh] en griego y [ks] en nuestras lenguas?, ¿por qué H es e larga en griego pero aspiración en inglés y otras lenguas modernas?, ¿por qué llamamos a unas letras con nombres que contienen e (be, ce, de...) y a otras con nombres que contienen a (ka)?, Etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada